17 de Mayo

Escucha La Palabra de Dios para cada día

 

Primera Lectura

Lectura de los Hechos de los Apóstoles 19, 1-8

Recorrió Pablo la meseta de Asia Menor y luego fue a Éfeso, donde encontró algunos discípulos y les preguntó: “Al abrazar la fe, ¿recibieron el Espíritu Santo?”. Y ellos contestaron: “¡Pero si ni quiera habíamos oído hablar del Espíritu Santo!”. Él insistió: “Entonces, ¿qué bautismo recibieron?”. Ellos respondieron que el bautismo de Juan. Pablo les dijo: “El bautismo de Juan era un llamado a la conversión, pero él decía al pueblo que debían creer en el que iba a venir después de él, es decir, en Jesús”. Al oír esto recibieron el bautismo en el nombre del Señor Jesús. Y cuando Pablo les impuso las manos, descendió sobre ellos el Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en lenguas y a profetizar. Eran en total como unos doce hombres. Luego entró Pablo a la sinagoga y durante tres meses estuvo hablando con toda libertad. Disertaba acerca del reino de Dios y procuraba persuadir a sus oyentes.

 

L: Palabra de Dios

T: Te alabamos, Señor

 

Salmo responsorial 67, 2-7ab

 

 R.  Derramaste en tu heredad los dones de tu Espíritu.

Se levanta Dios, y se dispersan sus enemigos, huyen de su presencia los que lo odian /R. 

Como el humo se disipa, se disipan ellos; como se derrite la cera ante el fuego, así perecen los impíos ante Dios /R.  

En cambio, los justos se alegran, gozan en la presencia de Dios, rebosando de alegría. Canten a Dios: su nombre es el Señor /R.

Padre de huérfanos, protector de viudas, Dios vive en su santa morada. Dios prepara casa a los desvalidos, libera a los cautivos y los enriquece /R.

 

Evangelio San Juan 16, 29-33

 

“Tengan confianza: yo he vencido al mundo”

 

En la última cena, dijeron a Jesús los discípulos: “Ahora sí nos hablas claramente y no en lenguaje figurado. Ahora nos damos cuenta de que tú lo sabes todo y no necesitas que nadie te pregunte. Esto nos hace creer que vienes de Dios”. Jesús les respondió: “¿Ahora sí creen? Pues se acerca, o mejor, ya llegó la hora en que se van a dispersar cada uno por su lado, y me van a dejar solo. Aunque no quedo solo, porque el Padre está conmigo. Les he dicho estas cosas para que tengan paz en mí. En el mundo van a sufrir, pero tengan confianza: yo he vencido al mundo”.

 

S: Palabra del Señor                                     

T: Gloria a ti, Señor Jesús

¿Requiere asesoria? Activar chat