21 de Febrero

Escucha La Palabra de Dios para cada día

 

Primera Lectura

Lectura del libro del Génesis 9, 8-15

Después del diluvio, dijo Dios a Noé y a sus hijos: “Miren a qué me comprometo con ustedes y sus descendientes, y con todos los seres que viven con ustedes, aves, animales domésticos y salvajes, con todos los que salieron del arca, con todos los animales de la tierra. Les prometo que las aguas del diluvio no volverán a exterminar la vida; no habrá otro diluvio que arrase la tierra”. Y Dios añadió: “Esta es la señal del compromiso, señal que pongo entre mí y ustedes y todos los seres que viven con ustedes,  para todas las edades: Pongo mi arco en las nubes, como señal de mi compromiso con la tierra. Cuando traiga nubes sobre la tierra, aparecerá el arco iris, y me acordaré del compromiso que tengo con ustedes y con todos los seres vivientes, y las aguas no causarán otro diluvio que acabe con la vida”.

 

L: Palabra de Dios

T: Te alabamos, Señor

 

Salmo responsorial 24, 4-9

 

 R. Tus sendas, Señor, son misericordia y lealtad.

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: guíame con tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador /R. 

Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor /R.  

El Señor es bueno y es recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes /R.

 

 

Segunda Lectura

 

Lectura de la Primera Carta del apóstol san Pedro 3, 18-22

Hermanos: Cristo sufrió la muerte, como único y definitivo sacrificio por el pecado; el que era inocente murió por los culpables, para llevarlos a ustedes a Dios. Siendo de condición humana, sufrió la muerte; pero volvió a la vida en condición gloriosa. Y en esa condición fue a proclamar su triunfo a los espíritus encarcelados, que se habían rebelado en otro tiempo, cuando Dios aguardaba con paciencia. Eran los días en que Noé estaba construyendo el arca, en la cual unos pocos –ocho personas–, se salvaron cruzando las aguas. Cruzadas ahora de modo semejante, ellas los salvan también a ustedes en el bautismo, que no consiste en limpiarse de manchas corporales sino en obtener de Dios la purificación de la conciencia, en virtud de la resurrección de Jesucristo. Él subió al cielo, y se le sometieron todas las potestades angélicas, y está a la derecha de Dios.

 

Evangelio San Marcos 1, 12-15

 

Fue tentado por Satanás. Y los ángeles lo servían

 

Una vez bautizado Jesús, el Espíritu lo movió a ir al desierto. Allí estuvo cuarenta días, y fue tentado por Satanás. Estaba con los animales salvajes y los ángeles lo servían. Después que Juan el Bautista fue entregado, se dirigió Jesús a Galilea y empezó a predicar el Evangelio de Dios. Decía: “El plazo se ha cumplido; ya llega el reinado de Dios, vuelvan a Él y crean en el Evangelio”.

 

S: Palabra del Señor                                     

T: Gloria a ti, Señor Jesús

 

¿Requiere asesoria? Activar chat