21 de Noviembre

Escucha La Palabra de Dios para cada día

 

Primera Lectura

Lectura de la profecía de Daniel 7, 13-14

En una visión nocturna vi venir en las nubes del cielo la figura de un hombre, que se acercó al Anciano que estaba sentado en el trono, y lo presentaron ante él. Y recibió el poder y el honor y la dignidad real, para que todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieran. Su poder es eterno, no se acaba jamás, y él no dejará nunca de ser rey.

 

L: Palabra de Dios

T: Te alabamos, Señor

 

Salmo responsorial 92, 1-2. 5

 

 R. Tú, oh Cristo, eres rey, tu poder es eterno. 

El Señor reina, vestido de majestad, el Señor, vestido y ceñido de poder / R. 

Así está firme el orbe y no vacila. Tu trono está firme desde siempre, y tú eres eterno/ R.  

Tus mandatos son fieles y seguros; la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por días sin término/ R.  

 

Segunda Lectura

Lectura del libro del Apocalipsis 1, 5-8

 

Jesucristo es el testigo fiel, el primogénito de los resucitados y el soberano de los reyes de la tierra. Él nos ama, y nos libró de nuestros pecados con su sangre, e hizo de nosotros un reino, sacerdotes para Dios, su Padre. A Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén. Miren que viene escoltado de nubes; todo ojo lo verá, y ante todo aquellos que lo traspasaron, y por Él se darán golpes de pecho todas las razas de la tierra. Sí, amén. “Yo soy el alfa y la omega”, dice el Señor Dios, el que es, el que ha sido y el que ha de venir, el Dueño y Señor del universo.

 

L: Palabra de Dios

T: Te alabamos, Señor

 

Evangelio San Juan 18, 33b-37

 

Eres tú quien lo dices. “Yo soy rey”

 

Pilato llamó a Jesús y le preguntó: “¿Eres tú el Rey de los judíos?”. Jesús le respondió: “¿Dices tú esto por tu propia cuenta, o porque otros te lo dijeron de mí?”. Pilato respondió: “¡Yo no soy judío! Gente de tu propio pueblo y los sumos sacerdotes vinieron aquí a entregarte. ¿Qué fue lo que hiciste?”. Jesús respondió: “No es el mundo el que me ha hecho rey. Si el título de rey me viniera de este mundo, tendría gente a mi servicio que peleara para que yo no cayera en manos de las autoridades judías. Pero mi título de rey no viene de aquí abajo”. Pilato le dijo: “Entonces, ¿sí eres rey?”. Jesús respondió: “Eres tú quien lo dices. Yo he nacido y venido al mundo para esto: para dar testimonio a favor de la verdad. Todo el que está por la verdad, escucha mi voz”.

 

S: Palabra del Señor                                     

T: Gloria a ti, Señor Jesús

¿Requiere asesoria? Activar chat