3 de diciembre

Escucha La Palabra de Dios para cada día

 

Primera Lectura

Lectura del libro de Isaías 29, 17-24

Dentro de muy poco tiempo la selva del Líbano se convertirá en huertos, y los huertos serán como bosques. Aquel día los que están sordos oirán cuando se lea la Escritura, y verán los ciegos, ya sin sombras ni tinieblas en los ojos. Los que sufren volverán a alegrarse con el Señor, los pobres gozarán con el Dios Santo de Israel. Porque ya no hay más agresores, los descreídos desaparecieron; y han sido eliminados los que se desvelaban para hacer el mal, los que hacían falsas denuncias y en el tribunal impedían la defensa y hundían sin motivo al inocente. Por eso el Señor, que rescató a Abrahán, dice esto acerca de la casa de Jacob: “De ahora en adelante, Jacob no va a palidecer, no va a quedar defraudado, porque cuando sus hijos vean lo que he hecho entre ellos santificarán mi nombre y me temerán a mí, el Dios Santo de Israel”. Y por fin comprenderán los desorientados, y los que protestan aprenderán la lección.

 

L: Palabra de Dios

T: Te alabamos, Señor

 

Salmo responsorial 26, 1. 4. 13-14

 R. El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? / R. 

Una cosa pido al Señor, eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida; gozar de la dulzura del Señor, contemplando su templo / R.  

Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida. Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor / R. 

 

Evangelio San Mateo 9, 27-31

 

Gracias a su fe, dos ciegos recobran la vista

 

Yendo Jesús de camino, lo siguieron dos ciegos gritando: “¡Ten compasión de nosotros, Hijo de David!”. Al llegar a la casa, se le acercaron los ciegos, y Jesús les preguntó: “¿Creen que puedo hacer esto?”. Ellos respondieron: “Sí, Señor”. Entonces les tocó los ojos diciendo: “Que les suceda conforme a su fe”. Y se les abrieron los ojos. Jesús les encargó severamente que nadie se enterara de lo ocurrido. Pero apenas se alejaron, empezaron ellos a difundir su fama por toda la región.

 

S: Palabra del Señor                                     

T: Gloria a ti, Señor Jesús

¿Requiere asesoria? Activar chat