22 de junio

 

“Traten a los demás como quieren que ellos los traten” (Mt 7, 12)

 

En el evangelio de este día, Jesús nos llama nuevamente a fortalecer nuestros relacionamientos: “Traten a los demás como quieren que ellos los traten; en esto consiste la Ley y los profetas”. Llamado que nos implica salir cada vez más de nosotros mismos, para aprender a reconocer al otro como un don que nos complementa, aceptarlo como es y no pretender acomodarlo a nuestras necesidades o intereses: ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos”. Pidamos al Señor en este día la capacidad de aprender a reconocer como el camino de felicidad implica muchas veces salir de nuestros egoísmos, renunciar a los criterios que nos separan de los demás, para abrirnos a compartir siempre en condiciones de igualdad y fraternidad. Que de su mano, no temamos acoger aquello que los demás tienen para ofrecernos.

 

Reflexionemos:

¿Qué enseñanza nos deja la invitación de Jesús: “Traten a los demás como quieren que ellos los traten”?, ¿cómo podemos crecer en nuestros relacionamientos?

 

Oremos:

Danos, Señor, la capacidad de aprender a salir cada vez más de nosotros mismos, para ir al encuentro de quienes están a nuestro lado y enriquecernos con su presencia. Que iluminados por tu vida y tus enseñanzas, seamos personas solidarias y respetuosas. Amén.

 

Recordemos:

En la vida y enseñanzas de Jesús, tenemos nuestro mejor modelo para relacionarnos con las personas.

 

Actuemos:

Tratemos en este día con respeto y cariño a las personas con quienes nos relacionamos.

 

Profundicemos:

La familia es el primer lugar donde aprendemos a relacionarnos, compartir aquello que somos y tenemos, y cuidar de la vida del otro (Libro: Conectados desde el corazón nos comunicamos mejor en familia).